Una excelente combinación de belleza y eficiencia

 

El singular diseño de la “piel de hormigón” de su fachada circular en celosía ha sido concebida no solo para hacer de la estética un original símbolo artístico, sino para que además, cumpla con una doble funcionalidad:

  1. Generar un pasillo transitable y accesible desde cada oficina para poder limpiar los cristales en su cara exterior, evitando así costosos y peligrosos sistemas de andamiajes colgantes.
  2. Favorecer la iluminación natural de las oficinas limitando el excesivo calor gracias a la sombra que esta “piel de hormigón” proyecta.

Todo esto sin entorpecer las vistas panorámicas que desde el interior se tienen.

 

Arte, diseño y buen gusto

Esta “piel de hormigón” color tiza que abraza y envuelve al edificio esta compuesta de originales e insólitas figuras en forma de letras que entremezcladas con los pilares y columnas forman parte de la estructura. Este caprichoso diseño artístico no persigue finalidad alguna; Es “arte por el arte en sí”,  un edificio diferente que adorna y da prestigio a la ciudad. Solo eso.

 

Lea también a cerca del

Compromiso Ambiental del Edificio